> Blog y Noticias > Blog > Guía de principiantes para llegar al trabajo en bicicleta
Guía de principiantes para llegar al trabajo en bicicleta

Si ese ciclista que va pasando parece ser un poco más feliz que el conductor promedio que va en auto, no es tu imaginación.

Un estudio reciente señala que quienes viajan en dos ruedas son más felices que quienes prefieren estar encerrados en un auto pisando el pedal.

Convertirse en una persona que va al trabajo en bicicleta todos los días podría parecer desalentador, pero los beneficios valen la pena: hacer ejercicio con regularidad, ahorrar dinero, disminuir tu huella de carbono y redimirte por haberte comido ese pan dulce de más en la oficina.

Esto es lo que un ciclista principiante debe saber: desde cómo evitar sudar toda tu camisa hasta encontrar una bicicleta económica y de calidad.

Mantente seguro

  • Aléjate de las aceras: En muchos lugares, usar la bicicleta en las aceras pone en peligro a los peatones que podrían no verte ni oírte.
  • Toma el carril: Las reglas locales podrían variar, pero la mayoría de las regiones permiten que los ciclistas viajen en medio de un carril para autos si el espacio en la calle es estrecho o “defectuoso”; es decir, cuando está lleno de grava, tiene baches o es peligroso.
  • Haz señas con las manos: Los ciclistas tienen su propio lenguaje de señas que indica cuando estás desacelerando o en qué dirección planeas dar vuelta.
  • Ten cuidado con los vehículos estacionados: Si hay una fila de autos a tu derecha, deja por lo menos un metro o metro y medio de espacio entre las puertas y tu bicicleta.
  • No escuches música: Necesitas todos tus sentidos cuando vas en bicicleta. Si quieres escuchar música, opta por un pequeño estéreo portátil.
  • Conéctate con otros ciclistas: Los demás ciclistas son tus mejores aliados para encontrar caminos adecuados para la bicicleta.

Arma tu equipo

  • Ser ciclista puede convertirse con facilidad en algo costoso, sobre todo si te gusta la tecnología de lujo. Pero para viajar, el equipo confiable es más importante que tener una bicicleta profesional.
  • Portaequipajes, canasta o cesto: Puedes llevar tus cosas en una mochila, por supuesto, pero ponerlas en un compartimento aparte te permite tener la espalda libre
  • Candado: No es necesario que tu candado sea infalible, solo debe ser mejor que el de los demás.
  • Timbre: Quizá es algo ñoño, pero es indispensable si vas a viajar en calles transitadas.
  • Guardafangos: Tu llanta trasera puede ensuciarse de agua y suciedad del pavimento, y terminarás cubierto por suciedad. Los guardafangos o defensas detienen este proceso y te alejan del agua estancada.
  • Casco: En muchos lugares, los adultos no tienen la obligación legal de usar casco, pero se recomienda su uso como medida de seguridad.
  • Luces: Si te levantas antes del amanecer o regresas a casa cuando ya oscureció, necesitarás una luz blanca para el frente de tu bicicleta y una roja para la parte trasera.
  • Herramientas para cambiar llantas: Las llantas ponchadas son parte de la vida de los ciclistas, así que es mejor si tienes el equipo adecuado para arreglarlas. 
 
Tomado de:
http://nyti.ms/2v8psYn